An ode to those who ignore

De cómo la gente habla de lo que no sabe.

“No oigo, no oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado”